NUEVAS FOTOS

Entorno


MOLINASECA

   Una vez alojados en El Camino podremos adentrarnos en la comarca Berciana a través del municipio de Molinaseca. En plena ruta del camino de Santiago, Molinaseca está situada en un valle repleto de frutales, prados y huertas, bañando sus tierras el río Meruelo.

¿Qué ver?

   El Puente de los peregrinos: puente romano que pasa por encima del río meruelo que baña el pueblo.
   La piscina Fluvial

   Ermita de las Angustias. Ermita barroca con enclave en la montaña. En un principio estaba constituida por una sola nave y dos campanas, a la que se le añadieron las dos naves laterales, que son en sí dos patios exteriores porticados a ambos lados.
   Iglesia de San Nicolás. Tiene una entrada con escalera barroca. Tiene tres naves en su interior con cúpula y separadas por pilares. En su interior puedes ver el retablo del Evangelio con una escultura del crucifico que data del siglo XIV aproximadamente, una virgen de estilo gótico y una Santa Apolinia románica.
   Ruta de bodegas. Es costumbre recorrer las más de treinta bodegas esparcidas por todo el pueblo y hacer su ronda de vinos.
   Fiesta del agua. Las gentes de la población y visitantes, provistos de cubos de agua, realizan una preciosa batalla lanzándose unos a otros el agua que hay dentro de los cubos.

HERRERÍA DE COMPLUDO
PUENTES DE MAL PASO

   Herrería de Compludo. Monumento nacional desde 1968. Fue fundada por San Francisco en el siglo VII. Sigue funcionando en la actualidad. Se encuentra a 12 Km. De molinaseca.
   Las Puentes de Mal Paso. Son dos puentes construidos sobre los ríos Grande y Pequeño, que juntos forman el Meruelo, probablemente en la Edad Media para facilitar el paso de los peregrinos a Santiago. Una de las mejores rutas a pie, a media hora de camino, donde se podrá disfrutar de los hermosos paisajes.

CASTILLO DE PONFERRADA

   A 6km. De molinaseca se encuentra la localidad de Ponferrada. Cuando en 1178 Ponferrada pasa a depender de la Orden del Temple, por donación de los reyes leoneses, los templarios se encuentran una pequeña fortaleza que fue en su origen castro y posteriormente ciudadela romana. Ellos la amplían y mejoran como defensa del Camino de Santiago, estando acabada en 1282.

PUEBLO DE MONTES
MONASTERIO DE MONTES

   El pueblo de Montes y el fantástico paisaje que se observa durante todo el recorrido merecen por sí solos una visita.
El monasterio supone un completo recorrido por diferentes estilos y épocas: el prerrománico, presente en algunos de los capiteles conservados; el románico de la torre; las ruinas del claustro y la fachada de la iglesia, del siglo XVIII.


 
SANTIAGO DE PEÑALBA
SANTIAGO DE PEÑALBA

   La iglesia de Santiago de Peñalba es una auténtica joya del mozárabe español. Se accede al interior por una hermosa puerta con doble arco de herradura que se apoya en tres columnas de mármol. En el interior dominan los arcos de herradura, uno de los cuales divide la nave única en dos partes.

   Muy cerca del pueblo, en una pared rocosa que se levanta vertical en la entrada misma del Valle del Silencio, puede visitarse, tras un agradable paseo a pie, la Cueva de San Genadio, donde los antiguos eremitas encontraron su lugar de recogimiento. Esta pequeña marcha puede convertirse en lo más inolvidable de su visita a la comarca del Bierzo.

 
LAS MÉDULAS

   Este paraje, declarado patrimonio de la humanidad, de belleza tan extraña como impresionante, es lo que queda de la mayor mina de oro que los romanos explotaron .Se minaba el corazón de la montaña con una intrincada red de galerías de distinta longitud. Más tarde, se liberaban sobre los túneles enormes masas de agua -traída de las montañas cercanas mediante una red de canales y almacenada cerca de la explotación-, lo que producía el colosal derrumbe. El lodo que así se producía era lavado para extraer el oro. Como un vestigio más de la actividad minera del imperio, se conserva el lago de Carucedo, formado por las aguas utilizadas en la extracción y lavado del oro.